Login

Register

Login

Register

loader image

Si sientes que te inunda el miedo puede deberse a varias razones. Tal vez en tu niñez siempre te decían que no a todo lo que querías hacer, llenándote de miedos e inseguridades, por lo que ahora vives tu vida dudando y temblando con aprehensión.

La verdad es que el miedo solo sirve para una cosa: para que detectes el peligro y te protejas, para que tomes las debidas precauciones en el caso que corresponda. Sin embargo, cuando el miedo te paraliza y no te deja fluir, ya se ha convertido en un obstáculo frente a lo que deseas lograr.

Si sientes que te inunda el miedo puede deberse a varias razones. Tal vez en tu niñez siempre te decían que no a todo lo que querías hacer, llenándote de miedos e inseguridades, por lo que ahora vives tu vida dudando y temblando con aprehensión.

La verdad es que el miedo solo sirve para una cosa: para que detectes el peligro y te protejas, para que tomes las debidas precauciones en el caso que corresponda. Sin embargo, cuando el miedo te paraliza y no te deja fluir, ya se ha convertido en un obstáculo frente a lo que deseas lograr.

Es necesario que te liberes de miedos que son irracionales y que te paralizan, porque tú mereces vivir con plenitud, confianza y felicidad.

 

Claro que es normal tener ciertos miedos, pero estar ahogándote de miedos no es normal, ni saludable.

Así que hoy te invito a dejar ir tus miedos, a quitarles poder y empodérate frente a ellos.

Esto lo vas a lograr, siguiendo tres pasos que te explico a continuación y que puedes realizar cada vez que sientas miedo de hacer algo, para que no te frenes.

Paso 1: Mirar el Miedo de Frente

Lo primero es identificar a qué le tienes miedo, “mirar el miedo de frente” y preguntarte, ¿qué es lo peor que me puede ocurrir en esta situación? Así tú vas a poder medir las consecuencias y tomar las mejores decisiones. Vamos a hacerlo mediante unos ejercicios.

Imagínate esta constelación, a ti te representan las figuras redondas de color rosado, que es la parte de ti que tiene miedo y las demás figuras que te rodean, de color marrón negro y gris, son tus miedos.

Mira de frente a cada uno de tus miedos y hazte la siguiente pregunta: ¿A qué le tengo miedo y qué es lo peor que puede pasar?

Imagínate esta constelación, a ti te representan las figuras redondas de color rosado, que es la parte de ti que tiene miedo y las demás figuras que te rodean, de color marrón negro y gris, son tus miedos.

Mira de frente a cada uno de tus miedos y hazte la siguiente pregunta: ¿A qué le tengo miedo y qué es lo peor que puede pasar?

¿Ya identificaste tus miedos? Entonces puedes realizar el segundo paso.

Paso 2: Nombrar tus Miedos

Primero, llama a todas las partes de ti que pueden ayudarte a enfrentar el miedo. Todas las figuras de colores representan partes tuyas que no tienen miedo, que van a ayudarte a tomar acción, a enfrentar esos miedos.

Y ahora que ya identificaste tus miedos, mira fijamente a cada uno. Escoge uno de ellos y lo vas a nombrar.

Tal vez es miedo a tener éxito (Cuadrado negro). Y pregúntate ¿Qué es lo peor que puede pasarme?

¿Lo peor que podría pasar es que alcances ese éxito y que no lo sepas manejar?, ¿o que fracases?

Y ahora que ya identificaste tus miedos, mira fijamente a cada uno. Escoge uno de ellos y lo vas a nombrar.

Tal vez es miedo a tener éxito (Cuadrado negro). Y pregúntate ¿Qué es lo peor que puede pasarme?

¿Lo peor que podría pasar es que alcances ese éxito y que no lo sepas manejar?, ¿o que fracases?

Y entonces, cuando lo nombras y lo enfrentas, ese miedo se aleja de ti y queda en ese lugar una imagen sanadora.

Luego vas a ver el otro miedo. Podrías escoger el corazón gris por ejemplo, te volteas frente a él, y este podrías nombrarlo “miedo al rechazo” o a cualquier otra cosa a la que le temas.

Al igual que con el anterior, este miedo ahora se aleja y queda frente a ti una parte sanadora, una parte luminosa, una parte que te empodera. Es importante que lo visualices.

Y así vas nombrando cada uno de tus miedos, luego éstos se van ubicando lejos de ti y en su lugar queda la imagen sanadora.

¿Quisieras ver desaparecer todos tus miedos y que ya no estén a la vista?

Yo sé que tal vez deseas que fuera así, pero tengo una noticia, el miedo es parte de la experiencia de vivir, es una emoción que todos los seres humanos sentimos, que te permite estar alerta, protegerte.

El miedo no desaparece, lo podemos empujar y podemos rodearnos de aquellas partes que nos ayudan a salir adelante.

Ya tienes lo que se necesita para ponerte en acción y lograr lo que desees. Y aquí es cuando viene el 3er y último paso.

Paso 3: Actuar. La Acción Mata al Miedo

La acción mata al miedo, por eso te voy a dar un mantra que te recomiendo repetir tocando un punto, que es el punto karate (pequeños golpecitos uniendo el lado externo de ambas manos).

Repite en voz alta varias veces la siguiente frase que voy a poner en femenino, pero si eres hombre dilo en masculino: “empiezo aunque no esté lista”.

Lo que debes hacer es actuar, aunque no te sientas en la mejor condición, aunque no todo esté perfecto. La acción te concentra en el aquí y en el ahora, te permite enfocarte en el pequeño paso que necesitas hacer en este momento para vencer el miedo.

Repite en voz alta varias veces la siguiente frase que voy a poner en femenino, pero si eres hombre dilo en masculino: “empiezo aunque no esté lista”.

Lo que debes hacer es actuar, aunque no te sientas en la mejor condición, aunque no todo esté perfecto. La acción te concentra en el aquí y en el ahora, te permite enfocarte en el pequeño paso que necesitas hacer en este momento para vencer el miedo.

Volviendo a dar golpecitos en el punto de karate dices: “aunque no esté lista empiezo”, repítelo varias veces, percibe en tu cuerpo cómo lo vas integrando. Y de esta manera vas a dejar ir tus miedos, uno a uno.

¡Buen trabajo! Te recomiendo que repitas este ejercicio tantas veces como te sea necesario.

Si sientes que aún te dominan algunos de tus miedos, ingresa en mi página web para solicitar una sesión privada conmigo.

En una sesión con el método Magui Block® vamos directo al grano. Lo primero es asegurarnos que estás lista(o) para transformarte y recibir todos los beneficios de la sesión.

a distancia

Soy Magui Block, psicoterapeuta con más de 25 años de trayectoria ayudando a las personas a transformarse con amor y ahora compartiendo mi método Magui Block® para lograrlo más fácilmente de lo que te puedas imaginar.

Abrir chat
Hola, ¡Bienvenid@ a transformar tu consciencia! ¿Tienes preguntas? Me gustaría ayudarte.