Login

Register

Login

Register

loader image

¿Has sentido que te encuentras en una relación tóxica? ¿Quisieras saber cómo liberarte?

Cuando una relación en lugar de nutrirte, te quita; cuando en lugar de recibir, terminas drenad@ al estar con esa persona; estás en una relación tóxica.

Es cierto que la razón inicial por la que estableces relaciones con los demás es para recibir algo que a ti te falta y para compartir con el otro lo que tienes para dar. Por desgracia, en el caso de las relaciones tóxicas este concepto se distorsiona.

¿Cómo sabes si una relación es tóxica o es sana?

Las relaciones son para nutrirnos y para hacernos felices.

Una relación sana es un vínculo que te impulsa a la vida y a dar lo mejor de ti mism@. En una relación sana recibes algo que te falta y que te trae bienestar. Las relaciones sanas deben traer alegría a tu vida y darle un significado a lo que haces.

Una relación es tóxica cuando ocurre lo contrario y la relación en vez de nutrirte y hacerte feliz, te succiona y te hace infeliz.

Una relación es tóxica cuando tu conexión con esa persona te impide avanzar o te lo hace más difícil. Es tóxica porque te hace daño, te quita energía y no te deja ir hacia adelante, hacia tus metas. En palabras parece muy simple, en la práctica se complica porque no es tan obvio.

La mayoría de las personas que están en relaciones tóxicas ni siquiera se dan cuenta.

Y es que las relaciones tóxicas son como remolinos en el océano, estás nadando feliz, chapoteando en las olas cantando “en el mar la vida es más sabrosa…” y te jalan de los pies hasta que tocas fondo. ¡Ni siquiera te enteras de cómo pasó! Lo que es evidente es que la felicidad se evapora cuando estás de cabeza, tragando agua y arena.

Lo importante es que tú te des cuenta ahora y aprendas a identificar cuáles de tus relaciones son tóxicas y cuáles no.

¿Sabes por qué podrías estar enredándote en estas relaciones dañinas?

Hay muchas razones que te llevan a involucrarte en una relación tóxica.

Una de las razones por las que nos enganchamos en una relación tóxica es por lealtad familiar.

La lealtad es un amor ciego, es un amor que no vemos y que nos lleva a comportarnos como lo hacían o como lo hacen en nuestra familia.

Estas lealtades sistémicas están grabadas en un nivel subconsciente, esto quiere decir que las desconoces. Por eso son tan peligrosas, te llevan a reaccionar de formas que te alejan de lo que realmente quieres, de tus metas.

Para ti, esa manera es lo que consideras “normal” o “natural”, ya que las cosas conocidas te parecen “las correctas”. Una persona que nace en una familia en la que lo normal son las relaciones tóxicas está programada para crear este tipo de relaciones.

Te daré unos ejemplos:

Erika, cuyos padres han mantenido por muchos años una relación tóxica, creció creyendo que eso es el amor, así que termina repitiendo esa dinámica tóxica en sus relaciones de pareja.
Es lo conocido, lo seguro, lo que la hace sentir en el hogar.

Alicia, creció en una familia donde las mujeres han sido golpeadas y violentadas. Ella aprendió que esto era “normal” y acaba buscando subconscientemente relaciones en las que vive maltrato, continuando la misma historia.

¿Quieres saber más sobre las razones que te llevan a tener relaciones tóxicas?

Soy Magui Block, psicoterapeuta con más de 25 años de trayectoria ayudando a las personas a transformarse con amor y ahora compartiendo mi método Magui Block® para lograrlo más fácilmente de lo que te puedas imaginar.

Abrir chat
Hola, ¡Bienvenid@ a transformar tu consciencia! ¿Tienes preguntas? Me gustaría ayudarte.