Login

Register

Login

Register

loader image

La razón inicial por la que estableces relaciones con los demás es para recibir algo que a ti te falta y para compartir con el otro lo que tienes para dar. Por desgracia, en el caso de las relaciones tóxicas este concepto se distorsiona.

Una relación tóxica es una relación que en lugar de nutrirte, te succiona y terminas drenado.

¿Sientes que te encuentras en una relación así?.

Si es así, te invito a que entres en acción para liberarte de estas dinámicas destructivas.

¿Por qué es necesario liberarte de las relaciones tóxicas?

Te voy a mencionar algunas razones por las cuales debes hacerlo:

Mientras te mantienes en este tipo de relaciones, tu autoestima disminuye día con día; desconectándote de tu propia luz, de tu esencia, de tu poder personal. Por eso estas relaciones son muy peligrosas.

Las relaciones tóxicas consumen tiempo y energía, ¡Mucho más del que imaginas!.

¡Una relación tóxica puede ser la razón por la que no estás logrando alguna de tus metas!.

Las relaciones tóxicas te dañan porque tu energía se hace más pequeña, como si te fueras disolviendo dentro de la relación.

Cuando tú estás en una relación tóxica pierdes tu centro. Toda tu atención está en lo que sucede con esa persona con la que tienes una relación tóxica.

A veces, hasta que te liberas de esa relación descubres lo mucho que te quitaba.

Posiblemente dedicas más tiempo de lo que crees a los conflictos, tratando de entender por qué esa persona hace lo que hace, cómo puedes resolver lo que ocurre entre ustedes o cómo enfrentar esos estados de ánimo tan complejos. Así que respóndete:

¿Cuánto tiempo y energía te queda para dedicárselo a lo que realmente quieres?.

¿Cómo puedes llegar a tus objetivos y metas cuando no pones tu atención ahí?.

Si crees que puedes continuar aferrándote a personas que no son buenas para ti y aun así crear una vida extraordinaria, plena de amor y satisfacción, estás engañándote.

Los lazos tóxicos te dañan más de lo que posiblemente te das cuenta.

Tú mereces dedicarte a ti mism@ y dirigir tu vida hacia lo que deseas.

¡Mereces tener relaciones sanas, que te nutran! Por eso, es muy importante que tú puedas hacer una limpieza en tus relaciones y te liberes de aquellas que te hacen daño.

Liberarte de tus relaciones tóxicas no necesariamente significa terminar la relación con esas personas. Puedes terminar una relación tóxica transformándote con amor para actuar de diferente manera.

Al cambiar tú y tu forma de comportarte dentro de la relación, toda la relación se modifica. Solo tendrás que realizar los cambios que se requieren, romper los viejos hábitos y ver qué pasa.

Si la dinámica no se modifica lo suficiente, tendrás que reconsiderar tu decisión de conservarla o ver qué otros cambios se necesitan. Si la relación te nutre en áreas que te importan, podrías darte una oportunidad para sanarla y enfocarte en crecer tú para transformar la dinámica entre ustedes.

Sin embargo, hay algunas relaciones que te drenan o limitan tu avance tanto que no valen la pena por lo que recibes.

Termina definitivamente ese tipo de relaciones y deja de darles oportunidades. Ya fue suficiente, has perdido tiempo, energía y mereces más.

Seguir dedicando más amor en ellas es un acto de desamor para ti.

Conservarlas impide que lleguen nuevas personas que podrían llenarte de bendiciones e impulsarte a tu siguiente nivel de evolución.

Decide qué vas a hacer con esas relaciones, siempre pensando en tu bienestar

Soy Magui Block, psicoterapeuta con más de 25 años de trayectoria ayudando a las personas a transformarse con amor y ahora compartiendo mi método Magui Block® para lograrlo más fácilmente de lo que te puedas imaginar.

Abrir chat
Hola, ¡Bienvenid@ a transformar tu consciencia! ¿Tienes preguntas? Me gustaría ayudarte.