Login

Register

Login

Register

loader image
construir-relaciones-sanas

Hay personas que de manera natural tienen relaciones sanas y constructivas, se llevan bien con su familia, hacen buenos amigos y se enamoran de la persona indicada para formar una feliz relación de pareja.

Sin embargo, para la gran mayoría las relaciones implican un reto, llevan a analizar las debilidades y a crecer. La parte positiva es que, al transformarlas, se reciben grandes lecciones y te conviertes en mejor persona.

En el proceso de aprender a relacionarte con los demás para crear relaciones sanas y constructivas, muchas veces te enredas en relaciones tóxicas. Cuando el camino hacia tus metas se hace tan largo y difícil, se pierde la esperanza y se llega a creer que no existen las relaciones sanas.

Además, si tus experiencias de la infancia, dentro de tu familia de origen y con las personas que te rodean han sido de sufrimiento y dolor, no has adquirido el conocimiento necesario para construir dinámicas saludables con los demás. En este artículo te cuento lo que necesitas saber para poder lograrlo.

como-tener-relaciones-sanas
Índice de contenidos
  • ¿Qué son las relaciones sanas y cómo alcanzarlas?
  • Los 3 síntomas de una relación sana
    1. Respeto
    2. Gratitud
    3. Comunicación
  • Claves para conseguir relaciones sanas y constructivas
    1. Enfócate en lo que te gusta
    2. Escúchate con atención
    3. Escucha a los demás con atención sin olvidarte de ti
    4. Dale importancia a lo que es realmente importante
    5. Expresa tu gratitud con palabras y actos de bondad
  • Relaciones tóxicas: ¿cómo sé que estoy viviendo una?

      ¿Qué son las relaciones sanas y cómo alcanzarlas?

      Las relaciones sanas son aquellos vínculos que formas con las personas que te rodean en la que se nutren y benefician los involucrados. En las relaciones sanas te sientes bien y los demás también. Hay un intercambio positivo que eleva, crea armonía y bienestar. Las relaciones sanas suman a tu vida. Son relaciones de amor, en las que das lo que beneficia a la otra persona y solo tomas lo que te hace bien a ti.

      Los 3 síntomas de una relación sana

       

      Podría darte un inventario enorme de síntomas para tener relaciones sanas y constructivas, pero me concentraré en los tres que considero esenciales porque los he observado en cada relación sana que conozco.

      Sin estos síntomas, tú sentirás que tu relación te drena en lugar de nutrirte. Analiza si esto ocurre en las relaciones más importantes de tu vida actual para que logres identificar si son saludables y puedas hacer los cambios que te convengan.

      1. Respeto

      Esto incluye el reconocer a cada uno por quien es, dar y tomar el lugar que corresponde dentro de la relación y validar las necesidades, deseos y decisiones de cada persona. El respeto es un ingrediente esencial de las relaciones sanas y constructivas.

      2. Gratitud

      Como la gratitud abre las puertas del cielo, lo que ocurre en tus relaciones cuando te llenas de gratitud es que te conectas con lo más elevado y lo mejor que tiene la otra persona.

      De esta manera, logras crear relaciones sanas y constructivas, ya que la otra persona te da con abundancia, sintiéndose valorada y reconocida por ti.

      En cambio, cuando una persona es desagradecida, los demás pierden el deseo de darle y de ser bondadosos con ella. ¿Lo has notado?

      crear-relaciones-sanas

      3. Comunicación

      Para que existan relaciones sanas y constructivas se debe comunicar lo que es importante y necesario. Si se guardan secretos que pesan, se dicen verdades a medias, se oculta lo que duele por evitar pelear… la relación terminará por enfermar y morir.

      También se daña la relación cuando se comunican cosas que hieren y que no se comunican con el objetivo claro de hacer un cambio positivo ya que se dicen para lastimar y hacer sentir mal a la otra persona, como una manera de venganza porque se está enojado o resentido.

      En la comunicación es importante el contenido y la forma, es decir, lo que se dice y cómo se le dice. La comunicación es un arte, lo bueno es que se puede aprender.

      Claves para conseguir relaciones sanas y constructivas

       

      Tú puedes aprender a crear relaciones sanas y constructivas al desarrollar las habilidades para generar esos síntomas en tus vínculos con los demás. Te comparto las cinco claves para lograrlo:

      1. Enfócate en lo que te gusta

      Hay cosas que te gustan y otras que te disgustan. Esto es normal y natural. Lo ideal es reconocer ambos polos, el positivo (que te gusta) y el negativo (que te disgusta). La primera clave para disfrutar relaciones sanas y constructivas es poner tu atención en lo que te parece positivo de ti, de la otra persona y de las situaciones que se te presentan, sin negar lo que te disgusta.

      No se trata de pintar el mundo de rosa, reconoce los colores que hay, pero pon tu atención solo en los que disfrutas.
      Esta clave funciona porque donde pones tu atención pones la energía y crece. Al poner tu enfoque en lo que te gusta, estarás alimentando eso y obtendrás más de lo que te gusta.

      Por ejemplo, si tu pareja te trajo unas flores que te gustaron y te dijo un comentario que te molestó, elige poner toda tu atención en las flores durante la semana. Al cabo de ese tiempo observa que pasa en la relación.

      2. Escúchate con atención

       

      Estar en contacto con lo que te sucede en tus relaciones con los demás es de vital importancia. Este punto incluye reconocer lo que necesitas y lo que te gustaría recibir. Es sano esperar ser tratados con respeto y recibir cosas buenas de las personas que te rodean, ya que esto marcará la diferencia al momento de poner límites y poder pedir con claridad lo que deseas.

      tener-relaciones-sanas

      3. Escucha a los demás con atención sin olvidarte de ti

       

      Mantenerte neutral, sin engancharte emocionalmente cuando la otra persona se expresa es una de las claves para crear relaciones sanas y constructivas. Poder hacer esto sin olvidarte de ti es importante para que puedas ocupar tu lugar al lado de la otra persona como un igual, sin ponerte de tapete ni en la actitud de tener que sacrificarte para estar en la relación.

      4. Dale importancia a lo que es realmente importante

       

      Esta clave se refiere a saber priorizar, comprendiendo que es lo que realmente importa y distinguiendo lo que es un aferre o un berrinche.

      5. Expresa tu gratitud con palabras y actos de bondad

       

      La gratitud tiene una de las frecuencias más elevadas, capaz de disolver enojos y resentimientos grandes y viejos. Poder transmitir la gratitud es una clave mágica para manifestar relaciones sanas y constructivas.

      Decir lo que sientes con claridad y generosidad, mostrando tu gratitud con palabras y actos de amor hará magia en tu relación.

      ¡Anímate a experimentar con estas cinco claves!

      Relaciones tóxicas: ¿cómo sé que estoy viviendo una?

       

       

      Si no estás en una relación sana y constructiva, temo decirte que estás en una relación tóxica. Sé que suena muy dramático, pero así es porque las relaciones te suman o te restan. Si tu relación no te suma, te está restando, aunque no lo hayas considerado de esta manera. Si le dedicas tiempo y energía a alguien que no te da algo positivo, al menos estás perdiendo tu tiempo y tu energía ¿verdad?

      A veces nos relacionamos con alguien para darle y sostenerla porque está en un momento de necesidad, sin embargo, este intercambio nos llena de amor y nos hace sentir útiles y valiosos. La persona que recibe lo agradece y el circulo se completa. Cuando digo “sumar” es porque ese intercambio trajo algo positivo a tu vida, un aprendizaje, una sensación positiva, algún tipo de nutrición.

      Las relaciones que no te dan algo positivo, algo que sume a tu vida, que te ayude a despegar, a avanzar al siguiente nivel de evolución o te apoyen a lograr tus metas, son relaciones tóxicas.

      Las relaciones tóxicas tienen la característica que te drenan y te succionan.Hay muchos tipos de relaciones tóxicas y todas tienen esta misma característica: te drenan y hacen más difícil que tú llegues a tus metas. En cambio, las relaciones sanas y constructivas te nutren y te apoyan para avanzar hacia lo que tú quieres y te hace feliz. ¡Esa es la gran diferencia!

      Por esto es muy importante que reconozcas la salud de tus relaciones y te pongas en acción, dejando ir las que son tóxicas. Esto puede parecer muy fácil, pero las relaciones tóxicas te enredan y a veces es difícil juntar la fuerza necesaria para liberarte de este vínculo porque hay muchas emociones.

      A veces, aunque la relación es tóxica también te da cosas positivas que no quieres dejar ir. Entonces, ¿Qué puedes hacer? Tendrías que ir más profundo en el trabajo personal para que puedas transformar tu manera de vincularte con los demás para disfrutar de relaciones sanas y constructivas.

      Hay varios talleres que te pueden ayudar en mi página web, te recomiendo en especial el de “Libérate de tus relaciones tóxicas” y el de “Sana tu codependencia”. También puedes agendar una sesión privada para identificar y transformar los patrones que te llevan a sufrir en tus relaciones. ¡Mereces ser feliz y ya es momento de conseguirlo!

       

      Decide qué vas a hacer con esas relaciones, siempre pensando en tu bienestar

      Soy Magui Block, psicoterapeuta con más de 25 años de trayectoria ayudando a las personas a transformarse con amor y ahora compartiendo mi método Magui Block® para lograrlo más fácilmente de lo que te puedas imaginar.

      Abrir chat
      Hola, ¡Bienvenid@ a transformar tu consciencia! ¿Tienes preguntas? Me gustaría ayudarte.